26 de septiembre de 2010

Margarita: niña repelente


En internet, más de 2.800.000 personas han visto el primer capítulo de esta serie de historietas animadas. Sus creadores son Jape y Mape. Con pocos medios, han logrado una audiencia que sería la envidia de muchas cadenas de televisión. En efecto, la red se destaca, hoy día, como una competencia audiovisual a la televisión.

Pero ahora, nos gustaría comentar estos cortos de animación de 4 ó 5 minutos. Las tramas y personajes recuerdan a algunas historietas de los tebeos, un poco a Los Morancos de Triana y otro tanto a series norteamericanas como Los Simpson o Padre de Familia. Evidentemente, el producto resulta propio para un público adulto. Aunque como suele pasar con los dibujos animados, atraen también a los niños.

Personalmente, la situación de esta familia me ha apenado. Me han venido a la memoria las 4.650.000 personas en desempleo (según la EPA) . He vuelto a pensar en los niños que engordan las tasas del fracaso escolar (superiores al 30%). La situación de soledad de la madre sufriendo una depresión, me ha llevado a relacionarla con los más de 6.000.000 de españoles que sufren esta enfermedad en mayor o menor medida. Pero, se tocan más problemas: la pobreza material y afectiva en la que caen muchos divorciados (“El Titi”), el alcoholismo, la violencia en la escuela (las agresiones a la profesora “La Pájaro”), los malos tratos en el hogar (en este caso, casi siempre es la menor la que utiliza la violencia en sus accesos de ira), la dependencia de la madre a las pastillas -con sus alucinaciones- recuerda al problema de la droga, la falta de respeto a los padres y a los educadores, la escasa consideración familiar y social por la tercera edad, la televisión basura, los tintes neuróticos que oscurecen nuestra sociedad ....

Quizás, la pobreza de esta familia se acentúa en una situación de crisis económica como la actual. No obstante, hay otra pobreza más profunda que rodea a estos personajes: la falta de cultura, el fracaso de un sistema educativo que les debería ofrecer oportunidades para labrarse un futuro, la carencia de valores... Y, no puedo dejar de preguntarme: ¿cómo es posible tantas deficiencias en la educación de los niños? Invertimos grandes sumas de dinero; sin embargo, los profesores (aunque son de los mejor pagados de Europa) no pueden educar sin la ayuda de los padres. ¿Y si volviéramos a invertir en la educación privada subvencionada o concertada: un 90% más económica que la pública? Una educación concertada que sigue muy demandada por los padres y por los alumnos y que se imparte –en muchos casos- por personas que se guían por valores.

Sin duda, los dibujos dan temas sobre los que reflexionar. Sin embargo, la serie de historietas no aportan soluciones o por lo menos un rayo de esperanza. A las muchas personas que se encuentran en algunas de estas situaciones les vendría bien sentirse queridas y acompañadas en su lucha diaria.

En la película My Fair Lady, Rex Harrison comienza a educar a Audrey Hepburn movido por una broma. Poco a poco, el amor se abrirá paso y la soez joven adquirirá cultura, dignidad y tendrá una oportunidad. Hay millones de personas que sufren situaciones muy dolorosas, pero –contra toda esperanza- las sobrellevan queriéndose y creyendo que es posible luchar. ¡Ánimo Margarita! Hoy, eres repelente pero dentro de ti hay un ángel. Pedro Seco Varón.

1 comentario :

Anónimo dijo...

la verdad es que la niña y su familian dan pena. pero así hay mucha gente. es verdad, que con más educación, las cosas irían mejor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...